Año Jubilar de la Misericordia

24 de abril de 2014

¡Feliz Pascua de Resurrección! ¡La catequesis está viva!

¡Feliz Pascua de Resurrección, querido catequista!

San Pablo nos recuerda que sin la fe en la resurrección de Jesús, nuestra fe cristiana no tiene sentido: “Y si Jesucristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también nuestra fe" (1 Cor 15,14). Por eso nosotros, que tenemos la responsabilidad de transmitir y educar la fe, en estos días recordamos y celebramos también el fundamento mismo de nuestra tarea como catequistas.
 

La Pascua, por lo tanto, da sentido a nuestro ser de catequistas y a nuestro hacer catequesis. Pero, por otro lado, también nos debe dar esperanza cuando las cosas no van como queremos, porque nos asegura que siempre hay un "tercer día" en que la vida vence a la muerte. Un tercer día, que en nuestro caso pueden ser meses o años, o incluso décadas y lustros, ... pero al final: ¡VIDA ABUNDANTE! Por eso podemos seguir creyendo que la catequesis tiene futuro y mucha vida por delante.

Querido catequista, en este tiempo de Pascua, cuando reanudes tu actividad catequética, no te olvides de sonreír y de ser feliz. Recuerda que la primera palabra del resucitado, cuando se aparece a sus amigos es "ALEGRAOS"; la misma que el Ángel Gabriel en la anunciación a la Virgen. Si la Pascua es fundamentación y justificación de nuestra actividad catequética, a su vez la alegría ha de ser la principal de las características de nuestras catequesis y de nuestra forma de ser catequistas.

Dios os bendiga por todo lo que hacéis. ¡Un cordial saludo desde la Delegación de Catequesis!

video